Hacer jabon casero reciclando aceite usado.

Voy a enseñaros como hago yo mi jabón. Sería ideal hacerlo al aire libre, en una terraza o azotea, en mi caso lo hago frente a la ventana de la cocina ya que no tengo ni balcón.

No solo es un ahorro de dinero en mi cesta de la compra sino que gano en salud, ya que estos jabones que limpian toda mi casa tienen pocos productos químicos nocivos ayudándome a prevenir posibles alergias como la terrible sensibilidad química múltiple.

Puedo hacerlos en pastillas o líquido, por lo que puedo conseguir jabón de las manos, fregasuelos, limpiahornos, jabón de la vajilla, detergente para la lavadora, etc…
botella aceite
Cojo el aceite usado de freír y lo cuelo y guardo en una botella cualquiera. Da igual lo oscuro que esté el aceite, el jabón quedará bien blanco y con olor a jabón.
Luego cojo mi jarra medidora y hecho un litro de agua del grifo que meteré en mi garrafa de detergente de lavadoras vacía (muy importante que la garrafa sea de un plástico grueso y resistente), esta debe de ser translúcida o transparente para ver hasta donde llega el agua en la botella.
Es ahora cuando cojo mi rotulador permanente y marco donde llega el agua.
botella2

Una vez marcada mi garrafa quito el agua de la garrafa, la vacío completamente.

Ahora introduzco solo medio litro de agua en la garrafa de detergente, y es cuando me pongo los guantes de fregar para protegerme las manos de posibles quemaduras de la sosa cáustica.
Le toca a la sosa cáustica, cojo la báscula de precisión y los guantes de fregar para protegerme (la sosa quema por contacto, nunca debe tocar nuestra piel)
Ahora cojo mi báscula y peso unos 100gr de sosa cáustica en perlas.
Me pongo la mascarilla y las gafas de protección. Con ayuda de un embudo seco y  pitorro ancho meto la sosa en la garrafa. El embudo debe de estar si bien seco o la sosa se me quedará atascada y no quiero eso.
Cierro la botella y agito un poco, rápidamente noto el calor de la reacción de la mezcla. Abro corriendo la botella apuntando hacia la ventana y libero los gases de la mezcla. Vuelvo a cerrarla y agito otro poco. Vuelvo a liberar los posibles gases.
botella3
Meto medio litro de aceite usado en la garrafa, me ayudo de la marca que hice para saber cuanto meto de aceite.
Cierro la garrafa y me dispongo a agitar. Yo aprovecho para hacer un poco de ejercicio. Agito 30 veces con el brazo derecho y otras 30 veces con el izquierdo. Lo hago con brío (fuerza y rápido). De vez en cuando abro la garrafa para liberar posibles gases de la mezcla, siempre apuntando hacia la ventana.
Abro la garrafa y la dejo reposar, que se vaya enfriando la mezcla.
Vuelvo al cabo de un rato largo y agito otro ratito.
Meto a la mezcla una cucharada grandota de bicarbonato. Dicen que es desinfectante y blanqueante.
bicarbonato
Agito la mezcla con el nuevo ingrediente.
Si tienes restos de jabones, trocéalos y es el momento de incluirlo en la garrafa.
Miro como va la cosa y ya la mezcla está blanca y empieza a espesarse. Dentro de un rato vuelvo para agitar un rato más la mezcla. Yo suelo agitar uno o dos minutos y me voy. Mi método es mejor que el del barreño que tienes que estar una hora y pico removiendo con un palito en el mismo sentido y sin parar. De esta forma se hace mucho mas rápido y sin estar todo el tiempo moviendo.
jabon casero
De repente la garrafa se vuelve pesada, se ha espesado la mezcla.
Ya podemos rellenar nuestros moldes para hacer pastillas de jabón, puedes reciclar envases de comida preparada, los pequeños e ir rellenandolos y tapandolos y dejar que el jabón se vaya secando en dichos moldes.
jabon endurecido
En la garrafa añado un litro de agua guiándome por la señal que dejé con el rotulador permanente. Agito con brío y dejo reposar hasta mañana. Voy a crear jabón líquido con los restos que quedaron en la garrafa.
A la mañana siguiente el jabón ha endurecido y ya podemos desmoldar y cortar a nuestro gusto. En mi caso lo dejo en su tarrina pues lo usaré para fregar los platos y con su tarrina con tapa estará mucho mejor.
El jabón es blanco y huele a jabón.
Ahora hay que dejarlo currar un mes en un lugar seco y oscuro antes de usarlo.
Cada semana le daré la vuelta para que seque por ambas caras.
Cuanto más curado esté se pondrá más duro e irá menguando ya que irá perdiendo agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s